PAH

Dicen que no caben pero las vamos a meter (una nueva acción con la PAH)

Nos lo hemos pasado en grande; muy grande. Andábamos con ganas de calle y lo de esta mañana nos ha sentado de maravilla. Primero la sede de Ciudadanos, después la del PP y la del PSC, la de todos los partidos que dicen que las propuestas de la PAH, ‪#‎Las5delaPAH‬, no caben en sus programas. Dicen que no caben pero las vamos a meter. Mirad.

12342849_519452451556760_7692052095925305893_n 12294823_519452544890084_5782947842682876155_n 11046247_519452504890088_3747119151767690835_n

 

Hemos diseñado un manual de instrucciones para que tú también puedas construir un cinco gigante y llevar #las5delaPAH allá donde quieras. Descárgatelas aquí

Sí se puede pero no quieren

si-se-puede-pero-no-quieren-logo

Contexto

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) acababa de presentar en el Congreso una iniciativa legislativa popular (ILP) que incluía tres medidas para garantizar el derecho a la vivienda en este país: alquiler social, dación en pago retroactiva y paralización inmediata de todos los desahucios. Contrariamente a lo que uno puede pensar, el mayor inconveniente a la hora de presentar una ILP no es el hecho de tener que recoger las 500.000 firmas requeridas (la PAH superó esa cifra en casi un millón), lo difícil de verdad es conseguir que los diputados voten verde y la aprueben en el Congreso. La única manera de conseguir algo así es haciéndoles entender las dramáticas consecuencias que su voto rojo puede llegar a ocasionar. Por eso la PAH les había invitado repetidamente a sus asambleas, para explicarles en persona la situación de los afectados. Lamentablemente, ni un solo diputado acudió. A la PAH se le estaban agotando las ideas, estaba a punto de darse por vencida cuando de pronto alguien se acordó de los escraches argentinos.

si-se-puede-pero-no-quieren-1

Escraches

En Argentina se denomina Escrache a una manifestación pacífica en la que un grupo de personas se dirige al domicilio o lugar de trabajo de alguien a quien se quiere denunciar. Adaptar esta práctica para informar a los diputados de la situación de urgencia en la que se encuentran hoy miles de personas, parecía una buena idea. Ya sabes: «Si Mahoma no va a la montaña…». Sin embargo, pasar del Stop Desahucios a los escraches representaba un gran salto no exento de peligros. Debían transmitir bien el sentido e intenciones de esta nueva propuesta o de lo contrario corrían el riesgo de ser mal interpretados. Aquí es cuando entramos nosotros en escena.

si-se-puede-pero-no-quieren-2

La llamada

Para Enmedio el problema de la vivienda ha sido siempre una prioridad. Hace ya algunos años, antes de que estallase la burbuja inmobiliaria, alguno de nosotros estuvimos muy involucrados en Vdevivienda, un amplio movimiento social en lucha por la vivienda digna. Allí diseñamos la campaña No vas a tener una casa en la puta vida, una campaña con una gran repercusión en toda España. Más recientemente, ya en colaboración la PAH, hemos realizando también un buen número de intervenciones fotográficas contra los desahucios, por eso cuando la PAH nos llamó pidiéndonos ayuda con el diseño de la campaña de los escraches, aceptamos de muy buen gusto.

si-se-puede-pero-no-quieren-3

Retos y desafíos

Trabajar con escraches no es sencillo, te enfrenta a una serie de retos difíciles de solventar, de esos que nos gustan a nosotros. En primer lugar, había que dejar claro que los escraches de la PAH, más que de señalar a nadie, pretendían informar y transmitir el grandísimo apoyo social que reciben sus propuestas. Eso nos obligaba a inventar un dispositivo visual capaz de crear un entorno amable, nada confrontativo, un conjunto de imágenes que de un solo golpe de vista mostrasen la esperanza contenida en las propuestas de la ILP. En segundo lugar, nos encontrábamos ante un movimiento social (la PAH) que a lo largo de los años había creado todo un universo visual (el color verde, el eslogan «sí se puede», etc.) que a día de hoy se encontraba muy arraigado en el imaginario colectivo y que, por lo tanto, era imposible desprenderse de él. Por último, la campaña se iba a distribuir por todo el Estado, o dicho de otro modo, había que ingeniárselas para producir algo ligero y fácil de reproducir a gran escala.

si-se-puede-pero-no-quieren-4

El resultado

El resultado ya lo conoces, lo estás viendo a diario en los medios de comunicación, en las redes sociales y en la calle: dos botones de cartón de un metro de diámetro cada uno, uno verde y otro rojo. En el verde aparece impreso «Sí se puede», en el rojo «Pero no quieren». Como ves, más que tratar de inventar algo nuevo decidimos todo lo contrario: reforzar lo que ya existía. Ésta es una práctica habitual en nuestro trabajo, y es que para nosotros la creatividad se encuentra precisamente ahí, en las infinitas combinaciones que ofrece lo existente. Los círculos son de cartón porque es el material más barato que pudimos encontrar, otra de nuestra exigencias creativas: las cosas que hacemos se las tiene que poder apropiar cualquiera sin dificultad. Por eso mismo trabajamos con círculos, porque hasta un tonto puede hacer la «o» con un canuto y porque, además, es una forma que se asemeja mucho a los botones que pulsan los diputados cuando votan. Círculos verdes a favor, círculos rojos en contra, así es como aparecen representados los votos en la pantalla del Congreso.

si-se-puede-pero-no-quieren-5

Por otra parte, como somos de la opinión de que si algo funciona es mejor no tocarlo, hemos mantenido íntegro el «Sí se puede» de la PAH. Lo único que hemos hecho es añadirle el «Pero no quieren». Nos parecía que así quedaba representado perfectamente el conflicto al que se enfrentaba la PAH tras más de cuatro años luchando contra los desahucios y una ILP a punto de votarse en el Congreso: existen soluciones al problema de la vivienda, pero un pequeño grupo de políticos tienen el poder bloquearlas.
Completamos la campaña con unas pegatinas también verdes y con el «Sí se puede» impreso en su superficie que explican las propuestas básicas de la ILP. Estas pegatinas están pensadas para que los comercios y establecimientos que lo deseen muestren su apoyo a la PAH pegándolas en sus escaparates. Para facilitar la distribución de todos estos materiales ideamos el Kit del escrache, un archivo accesible desde la página de la PAH que incluye todo lo necesario para que cualquiera, desde su casa, construya los dos botones siguiendo unas sencillas instrucciones.

En resumen

Dos frases recurrentes, dos formas simples, dos colores básicos. Nada que no puedas hacer tú. ¡Sí se puede!

si-se-puede-pero-no-quieren-6

si-se-puede-pero-no-quieren-8

si-se-puede-pero-no-quieren-7

Taller del TAF! en XI Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián

TAF_terrassa Stop Desahucios Gipuzkoa nos ha invitado a realizar un taller del TAF! (Taller de Acción Fotográfica), esta vez  con una temática muy concreta: el derecho a la vivienda.

Se desarrollará del 12 al 14 de abril en el marco del XI Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián.

Desde el colectivo Etxe Kaleratzeak – Stop Desahucios Gipuzkoa proponen este taller como una actividad a incluir en el Festival de Cine y Derechos Humanos de Donosti, en el que la fotografía es una herramienta aliada en la lucha por el derecho a la vivienda; un derecho básico que está siendo vulnerado cada día en Euskadi, en el Estado español y en otros lugares del mundo.

Este taller teórico-práctico, impartido por Oriana Eliçabe, miembro del colectivo Enmedio, tiene como objetivo compartir unos conocimientos y unas prácticas a modo de KIT de herramientas.

Más información e inscripción: stopdesahucios.plazan.net

12 de abril: 19:00 a 21:00. Centro Cultural Ernest Lluch
13 de abril: 11:00 a 14:00 y de 16:30 a 20:30 Centro Cultural Ernest Lluch
14 abril: 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 Urgulleko Guardetxea

No somos números

La Platafroma de Afectados por la Hipoteca (PAH) lo venía anunciando desde hacía un tiempo: «Si Caixa Catalunya no responde a las 321 solicitudes de dación en pago presentadas, tendrán guerra». Dicho y hecho. Ayer 10 de enero, a las cinco de la tarde en punto, cientos de personas se congregaban en la vía Laietana de Barcelona frente a la puerta del edificio central de Caixa Catalunya. Enmedio también estuvimos allí –¿cómo íbamos a perdernos algo así?– y llevamos con nosotros la última producción de nuestro Taller de Acción Fotográfica (TAF!): la colección de postales «No somos números».
Se nota que estas postales están pensadas específicamente para acciones como ésta. En menos de media hora teníamos ya cientos de ellas repletas de mensajes personales dedicados a Caixa Catalunya, la entidad que más gente desahucia por aquí. «Ladrones», «Nos estáis quitando la vida», «Un día seréis juzgados», cosas así decían.
Una vez que tuvimos todas las postales listas las pegamos allí donde más se veían, en la puerta principal del banco, y de paso pegamos también unos cuantos retratos gigantes de personas afectadas por esta misma entidad bancaria. A juzgar por los periódicos de la mañana nuestra acción gustó mucho a los periodistas allí congregados, todos publicaron las fotos que queríamos. ¿Qué más podemos decir? Nos encanta que los planes salgan bien.

* No somos números es parte de “How much do I owe you”, una exposición en Nueva York dedicada al dinero y la deuda.
Más información aquí.

Fotos: Oriana Eliçabe, Fotomovimiento.org y Consuelo Bautista.

Enmedio expone en Nueva York su trabajo contra los desahucios

El 12 de diciembre se inauguró How Much do I Owe you? (¿Cuánto te debo?) una exposición en la Clock Tower de Long Island City, Nueva York. Está organizada por No Longer Empty, un grupo de comisarias independientes dedicadas, principalmente, a montar exposiciones en lugares extraños, como la Clock Tower, la torre que durante muchos años fuese la sede principal del Bank of Manhattan, abandonada por completo en la actualidad.

Ya sabéis que las exposiciones artísticas no representan una prioridad para Enmedio, sin embargo, el hecho de que ésta se llevase a cabo en una sede bancaria y estuviese dedicada al dinero o, mejor dicho, a los problemas relacionados con la economía, nos gustó. Por eso aceptamos participar, porque vimos en ello una posibilidad de seguir haciendo visible el conflicto de los desahucios en España.

El trabajo que allí presentamos lleva por título We are not numbers y como todos nuestros trabajos, éste también parte de un taller. En esta ocasión un taller fotográfico realizado con algunos miembros de la PAH, personas a punto de ser desahuciadas de sus casas. We are not numbers es, pues, una prolongación del trabajo emprendido hace ya tiempo por el TAF! (Taller de Acción Fotográfica de Enmedio). Los retratos realizados, así como los relatos rextraídos de las conversaciones mantenidas con los afectados, los hemos convertido en una colección de postales. Estas postales, una gigantografía, un documental que muestra el proceso de creación y un gráfico sobre los desahucios en España componen nuestra instalación.

La exposición estará abierta hasta el mes de marzo. Durante todo este tiempo el público podrá escribir en las postales el mensaje que le venga en gana. Después, cuando la exposición llegue a su fin, enviaremos todas esas postales a las oficinas principales de los bancos que están intentando desahuciar a las personas retratadas. A ver si así se enteran de que la gente no somos números.

 

"Ya no soy preso de Bankia"


“Ya no soy preso de BANKIA” fue lo primeo que dijo Matías después de que una centena de personas, el TAF! incluído, estuvieramos allí dándole apoyo para parar el desahucio. Matías, miembro de la PAH, consiguió la dación en pago, pero no un alquiler social.
El TAF! pegó una fotografía a tamaño natural de Matías en la puerta de su casa, vestido como presidiario, hoy ya puede cambiar de traje.




Estos rostros son los del 99% (otra acción del PAH y el TAF!)

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Hospitalet, y el TAF! trabajando juntos otras vez.
Al son de silbatos y cornetas, y adheriendo pegatinas de “Este banco estafa y engaña” por todas partes, así entramos en el banco, (una sucursal de Barclays, esta vez), para hacer visible el desahucio que esta entidad pretende llevar a cabo en los próximos días, el de José Luis y su familia. Mientras tanto, afuera, en las ventanas del banco, pegamos los retratos fotográficos que hemos realizado con los afectados en nuestro taller.
Así es como dañamos su imagen: pegando en las fachadas de los bancos el rostro de los afectados por las políticas bancarias, y contando con imágenes esas historias personales que los bancos tanto quieren ocultar. Rostros e historias como las de José Luís y su mujer, una pareja de ancianos que Barclays quiere dejar en la calle, sin casa, tan sólo por haber avalado a su hijo, y no poder éste ahora seguir pagando la hipoteca.
Cuatro ventanas, cuatro retratos. César, Toni, Antonio y el mismo José Luis. Cuatro caras que miran a los ojos del viandante en la selecta esquina de Paseo de Gracia y la calle Aragón de Barcelona. Cuatro personas de las muchas que hoy luchan contra las estafas de los bancos. Ellos fueron los elegidos este jueves 12 de julio, para representar al conjunto de afectados por la hipoteca. El lunes serán otras, y así sucesivamente, hasta que acabemos con los abusos financieros de una vez por todas.




15M: los desahucios no son números, tienen cara y ojos (acción del TAF! y la PAH)

El 15 de mayo (15M) el TAF! se unió al llamamiento de acciones descentralizadas para celebrar el aniversario del 15M. Y qué más descentralización para nosotras que la de irnos a Terrassa, ¡a 30 km de Barcelona! 😉

La PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca) de Terrassa nos invitó a realizar una intervención conjunta,  tomar las fotos de los afectados, las mismas que ya habíamos utilizado en aquella intervención en la plaza del MACBA, y pegarlas esta vez en el lugar donde siempre quisimos pegarlas: en la fachada de los bancos responasables de los desahucios. Este fue siempre nuestro objetivo principal, desde el principio del taller, y al final lo hemos logrado. Los protagonistas de las fotos (afectados todos), con el apoyo de la PAH, han dejado su propio retrato en las cristales de las entidades responsables de sus miserias. Los afectados encarándose a los bancos, literalmente.

En el plano artístico, hemos de decir que esta acción resultó ser un poco más caótica que la anterior, pero no nos importa. La intervención en sí misma, cobra mucho más sentido cuando el espacio elegido está directamente relacionado con el conflicto social retratado en las fotografías. Y ahí sí que hilamos fino.

Con esta intervención pusimos caras (literalmente hablando) a aquellos que los bancos consideran números, a las personas que no pueden hacer frente a las deudas. Todas esas familias que los bancos hipotecaron en pleno auge de la burbuja inmobiliaria y que ahora quieren condenar a la miseria, privándoles de sus casas y manteniendo sus deudas de por vida.
¡Pues va a ser que no!

AVISO:
Nuestras intervenciones no son tan colosales como las que realizan los bancos 😉 pero son, sin duda, mucho más populares.
Nuestra tarea principal es la de buscar modos de intervención capaces de afectar a la realidad de manera creativa. Y creo que poco a poco lo vamos consiguiendo.
___

Terrassa, 15 de Mayo de 2012.

_________________________________________________________________________________
Aquí podéis ver más fotos:

Participa en la intervención Inside Out

Resultados del “Taller de acción fotográfica”
11 de febrero a las 11h. en la puerta del CCCB

El día 11 de febrero ven a participar en la intervención fotográfica que ha surgido del TAF (Taller de acción fotográfica) dentro del proyecto Inside Out. Este taller fue realizado en Enmedio en el marco del festival The Influencers, coordinado por Orianomada. Participaron 20 fotógrafos y un buen número de integrantes de la Plataforma Afectados por la Hipoteca, protagonistas de nuestra intervención.
Quedaremos todos en la puerta del CCCB (C/ Montealegre,5, Barcelona) a las 11h. y nos dirigiremos al espacio a intervenir.

Requisitos:

Sé puntual.
Si quieres participar de forma activa, no sólo mirar, trae ropa cómoda, a la que no tengas mucho aprecio (puede mancharse).

Si te sobra en casa, trae una escoba vieja o brocha para pegar las fotos. Si no tienes, nosotros llevaremos algunas para compartir.

Cámara para documentar la acción.
Y ganas de reivindicar un “espacio público” más público.