acción

Sorry, no vacancy (última acción TAF!)

Sorry, no vacancy (lo sentimos, estamos llenos) es la última acción del TAF! (Taller de Acción Fotográfica) como resultado del reciente taller en Enmedio. Los paravientos del Maremagnum sirvieron como marco para la intervención que mostraba a turistas y ciudadanos  aglomerados contra el cristal en diversas situaciones cotidianas. Literalmente personas aplastadas por un modelo de ciudad y de turismo cada vez más insostenible.

Varios turistas y viandantes  también se sumaron a completar la pieza con sus propios cuerpos, eso sí, no muchos, porque estamos llenos.
En Barcelona, una ciudad 1.600.000 habitantes aproximadamente recibimos más de 8 millones de turistas al año. ¿Es esto sostenible?
‪#‎sorryNotVacancy‬ ‪#‎turismoDmasas‬ #marcaBarcelona

En este taller participaron: Sole, Nico, Jordi, Glòria y Pedro.  El resultado fue posible gracias al apoyo de mucha gente más. ¡Gracias a todos y todas!

DSC_0627 DSC_0655 DSC_0709 guiris01IMG_7251

Va a estar lleno Buenos Aires. (Acción del TAF! en Argentina)

Tras el taller impartido por Oriana Eliçabe en SUB, cooperativa de fotógrafos de Buenos Aires, el TAF! vuelve a la carga con una intervención titulada “Va a estar lleno Buenos Aires”. En esta ocasión el tema es la especulación inmobiliaria. Y es que, desde hace algún tiempo, a esta grande y linda ciudad le están intentando robar su identidad a golpe de derribo de sus bellas casonas y construyendo en su lugar gigantes edificios de apartamentos cinco estrellas.

El alcalde de la ciudad, el señor Mauricio Macri (del partido PRO), construye la marca ciudad bajo el lema “Va a estar bueno Bueno Aires”. Lo primero que hicimos fue darle un pequeño giro a esta frase, sustituirla por otra un peleín más realista: “Va a estar lleno Buenos Aires”. Después, realizamos unas cuantas fotografías en las que aparecen varios personajes a tamaño real apiñados en un pequeño espacio. Cada uno de ellos representa alguno de los complementos que aparecen en la campaña de venta de estos apartamentos de lujo: aire acondicionado, salón de juegos, spa, gimnasio… Cebos que provocan un crecimiento urbanístico desmesurado y ajeno por completo al ciudadano de a pie.

La intervención se llevó a cabo en el barrio de Alamagro, el barrio del tango por excelencia, por eso escribimos el texto que acompañó a la acción con tono compadrito. Ahí va, échale un ojo:

“Buenos Aires necesita ser intervenida. Su cielo gris, su piso negro, sus paredes de cal y brocha no pegan con el Durlock y ese maquillaje amarillito tan PRO. Vamos a pegar fotos en las calles, a imaginar los interiores y predecir el futuro de una casa tapiada que ofrece mono-ambientes para inva/ersores y sus locatarios felices de estreno. ¿Nuestra ciudad va a estar buena llena? ¿Quién habita ese conventillo y quién va a habitar ese depto libre de niños? Es una pregunta que nos hicimos en el TAF!, el Taller de Acción Fotográfica de Enmedio que vino a dar Oriana Eliçabe la semana pasada en Sub. La respuesta fue que Buenos Aires necesita ser intervenida y que, cueste lo que cueste, le vamos a pintar la cara”.

Mira aquí el vídeo del making off.

En este taller participaron: Omar, Valeria, Pablo, Valentina, Charléne, Ceci, Guadalupe, Tami, Jenny, Aleandro, Agustina, Federico, Daniela, Flor, Mariano, Gisela y Sub.

TAF-Baires01taf-bue02taf-bue03

 

 

Señor alcalde, ¿deportaría usted también a los Beatles?

Agosto de 1960. Los Beatles desembarcan en Hamburgo, Alemania. No tienen permiso de trabajo, ni de residencia. Entran en el país fingiendo ser estudiantes. Así inician su carrera musical los chicos de Liverpool, tocando por las noches en el Indra y en otros locales del barrio de St. Pauli; y eludiendo a la policía, que no les echa el guante hasta 1962, cuando arrestan y deportan a George Harrison y a Paul McCartney. Menos mal que lo hicieron después de que mucha gente ya los hubiera visto en directo, después de que un gran público hubiese quedado prendido con su música para siempre. No quiero ni pensar lo que nos hubiésemos perdido si los llegan a trincar antes.

Agosto de 2013. Un grupo de ciudadanos subsaharianos desembarcan en Hamburgo provenientes de Lampedusa (Italia). Son unos trescientos y no disponen de permiso de trabajo, ni de residencia. Habían llegado a Lampedusa huyendo de la guerra en Libia, consiguieron entrar en Alemania gracias a una visa de turista y un pasaje de avión –sólo de ida– emitidos por el gobierno italiano (sí, de esta manera tan ruín se quitó la administración de Letta el problema de encima). Desde su llegada a Hamburgo, el Ayuntamiento de esta ciudad está tratando de deportarlos a su país de origen. Lo ha intentado de todas las maneras posibles (campañas de desprestigio incluidas), sin embargo, los refugiados, instalados primero en un campamento auto-organizado y en una iglesia después, continúan resistiendo en el barrio de St. Pauli, el mismo barrio donde vivían y actuaban los Beatles.

Hace dos días, Enmedio también aterrizó en Hamburgo. Hasta allí trasladamos nuestro Taller de Acción Fotográfica, el TAF, para trabajar en un proyecto que ayudase a los refugiados subsaharianos a resistir frente a los intentos de deportación. La noche antes de nuestra llegada, la policía había llevado a cabo varias redadas por los alrededores de la iglesia donde están hospedados. Su intención era identificarlos para avanzar, así, en el proceso de deportación. La nueva estrategia del ayuntamiento parece ser esta: primero identificar sus nombres, después separarlos por cantidad de ingresos obtenidos y, entonces, efectuar las deportaciones comenzando por aquellos que «menos estén aportando a la economía de la ciudad» (sic). Por este motivo decidimos trabajar en una campaña fotográfica que dotase a los refugiados de una identidad que no pudiera ser capturada con facilidad; un nombre que, como John, Paul, George o Ringo, representase a todos y a ninguno a la vez.

Al parecer, las campañas de desprestigio por parte del ayuntamiento están calando entre un amplio sector de la población; según muestran las últimas encuestas, todavía un 25% se muestra a favor de la deportación de los refugiados. A todos ellos les dedicamos esta campaña fotográfica, que la anunciamos así:

«Llegamos hasta aquí en barco. Al principio, nos miraban raro porque nuestra apariencia era diferente. La gente pensaba que éramos criminales, los padres temían por sus hijos. No teníamos dinero. Tampoco teníamos casa, dormíamos donde podíamos. Pero por suerte no estábamos solos. Siempre hubo gente que creyó en nosotros. Somos John, Paul, George y Ringo. En Hamburgo comenzamos nuestra carrera internacional, una nueva vida.
Alcalde Scholz, ¿hubiera deportado usted también a los Beatles?»

Seguro que adivinas dónde pegamos los carteles: las calles de St. Pauli, alrededor de la sala donde actuaban los Beatles, muy cerca de la iglesia donde residen los refugiados, en la Große Freiheit (Gran Libertad), la calle con el nombre más apropiado que pudimos encontrar.

Sigue la campña en Twitter: #Großefreiheit #LampedusaHH #grossefreiheit für #LampedusaHH #Beatles
Visita la página Facebook del proyecto.

IMG_2223

paul

george

john2

ringo

john1

Los talleres 4×4 de Enmedio: Activismo y Ficción

Flyers-Todos-DEMO

Plazas agotadas.
(Informaremos de nuevas ediciones pronto)

La ficción y el activismo social tienen mucho en común. Una novela, una película o un videojuego transforman la realidad interviniendo en las creencias y en los valores humanos. Una manifestación o una campaña política también. Para hacerlo, ambas emplean todo lo que tienen a su alcance: el cuerpo, la imagen, la palabra.
En este taller analizaremos algunos recursos y procedimientos empleados en la producción de ficciones (voces narrativas, técnicas de guión y actuación, storytelling, tipos de conflicto, construcción de personajes…), y estudiaremos su posible aplicación en el activismo social.

El taller lo imparte Leónidas Martín (miembro de Enmedio) y es totalmente gratuito. Eso sí, las plazas son limitadas, ¡corre!

 

 

Performance, sátira, protesta… Larry Bogad visita Enmedio

Captura de pantalla 2013-07-08 a la(s) 09.15.48 Captura de pantalla 2013-07-08 a la(s) 09.16.39Jueves 11 de julio (19:30h.)

Larry Bogad tiene muchas caras: performer, activista social y director del Center for Artistic Activism en la Costa Oeste de los Estados Unidos. Entre semana ejerce de profesor en la Universidad de California, allí imparte un par de clases: Sátira, Ironía y Protesta y otra que se llama Performance táctica, ya puedes imaginarte de qué van. Desde hace muchos años, realiza acciones políticas con grupos como los Yes Men, Agit-Pot o la Pocha Nostra. En 2004 co-fundó el Clandestine Insurgent Rebel Clown Army, un ejercito internacional de payasos activistas. Sus obras de teatro tratan de temas tan diversos como la Primavera Árabe, el cambio climático o las actividades secretas del FBI. En sus ratos libres escribe libros, el último se titula Tactical Performance: On the Theory and Practice of Serious Play, una auténtica biblia del teatro de guerrilla. Larry también es músico. Dice que la última pieza que ha creado es una Econo-cacofonía, “porque las notas se componen a partir de las políticas económicas con las que nos están estafando”. ¿Lo ves? Larry tiene mil caras, y las va a mostrar todas el próximo jueves en Enmedio. No te lo pierdas, perderse algo así es perderse mucho, créenos.

Más actos de Larry Bogar en Barcelona

Domingo 21

18-20h Talleres y charlas sobre Performance Táctica y Artivismo
22.30h Presentación de la pieza Economusic. Keeping Score. (Larry Bogad)
+ actuaciones sorpresa.
Todo en el C.S.O. Can Botxí (c/ Lepant nº 371, Barcelona)
Gratis con inscripción previa: intervalsenxarxa@gmail.com (envía unas líbeas con tus interés por el taller)
Más información: http://dretssocialseixample.wordpress.com

Entrevista a Enmedio en Eldiario.es

“Interrumpir el relato dominante y crear nuestro propio relato es la política que nos interesa”

Insatisfechos por la falta de conexiones entre el arte y la acción política, Campa, Leo, Mario y Oriana crearon junto a otras cuatro personas el colectivo Enmedio (Barcelona) que se dedica a explorar la potencialidad transformadora de las imágenes y los relatos. Esta semana hackearon la estatua de Colón en Barcelona y son responsables entre otras muchas iniciativas de la vistosa campaña gráfica de los escraches de la PAH. Hemos conversado con ellos sobre la fuerza que tiene y puede tener eso que llamamos arte para intervenir políticamente en la crisis

Integrantes-colaboradores-Enmedio-Paro-Monumental_EDIIMA20130607_0590_5

Un espacio en Barcelona, un colectivo de artistas, un grupo de acción, ¿qué es Enmedio?

Leo: El nombre dice mucho. Enmedio nace de un desgarro. Somos todos profesionales de la imagen (diseñadores, cineastas, artistas, etc.) que hemos abandonado nuestro terreno normal de trabajo. No encontrábamos sentido a los lugares que nos estaban asignados: la academia de arte, la agencia de publicidad, la productora. Y nos salimos para inventarnos un sitio nuevo desde donde hacer lo que queremos hacer, un espacio que es un tanto incómodo, difícil y esta en una tierra de nadie.

Campa: En los lugares del arte no hay política (¡en todo caso politiqueo!) y en los lugares de la política no hay demasiadas preocupaciones estéticas, así que la misma realidad nos empujó a inventarnos un tercer espacio, a ponermos en medio del arte y la política.

Mario: Hay una potencia en el trabajo con la imagen que queremos seguir explorando, porque es lo nuestro, lo que sabemos hacer, el modo en el que nos relacionamos con el mundo, pero necesitamos llevarla a otros sitios y mezclarla con otras cosas. Enmedio hace referencia a ese lugar desconocido en el que queremos situarnos, que tiene que ver con la fotografía o el vídeo pero no es sólo eso aunque también sea eso, ¿se entiende?

Oriana: Hace ya diez o doce años que exploramos en ese filo, algunos provenimos de colectivos como Las Agencias, Yomango, V de Vivienda, etc. Hay quien ha pasado por la okupación, por la antiglobalización, por movimientos latinoamericanos como el zapatismo y gente sin ninguna trayectoria política o hija de los movimientos de ahora: 15-M, etc. Esa mezcla de diferentes backgrounds creativos y políticos nos saca de nuestro papel a la hora de trabajar juntos y produce efectos sorprendentes, es quizá la fuerza de lo que hacemos.

¿De qué sirve la intervención política en el ámbito de lo simbólico en un momento de crisis como el actual que toca y afecta a lo más material de nuestras vidas, a lo más real (la casa, el salario, etc.)?

Campa: El capitalismo nos conduce a esta miseria, a estos desahucios y a este sufrimiento a través de imágenes y relatos. Es un gran fabulador, con una capacidad de fascinación impresionante. Mucha gente se hipotecó porque se creyó el relato, hecho de discurso e imágenes, que nos llegaba a diario desde los bancos y la publicidad. La publicidad crea imágenes de mundos deseables y ese imaginario genera paradigmas económicos y situaciones sociales.

Leo: No está por un lado la ficción y por otro la realidad: la ficción es el núcleo duro de la realidad. Desde una manifestación (un acto teatral en la calle) hasta la redacción de un discurso político (que maneja imágenes e imaginario), todo es ficción. Lo importante son los efectos de las ficciones, si nos las podemos reapropiar o no, si nos las creemos o no, si generan confianza en nosotros mismos o impotencia. La base del cambio social es cultural: los relatos que dan sentido a nuestra vida y al mundo en que vivimos.

Mario: Por esa razón, trabajamos en dos sentidos. Por un lado, interferir en el relato dominante, en la explicación oficial del mundo, a través de la guerrilla de la comunicación, con carteles, lemas, mensajes, etc. Y por otro, contribuir a la producción autónoma de imaginarios. Ya no tanto a desarticular un relato, como a crear otro. Esto es lo más importante y lo más difícil: autorrepresentarnos, crear nuestra propia historia, nuestra propia explicación de lo que sucede. Un relato en el que podamos vivir.

Vamos a ver todo esto que decís en detalle, a partir de vuestras propias acciones. Si os parece, empezamos por la fiesta en el INEM que organizasteis en 2009.

Oriana: Quizá lo más interesante fue el momento: estalla la crisis pero no pasa nada en la calle. Hay miedo y parálisis. La idea fue buscar un lugar que condensase y representase ese miedo. Elegimos una oficina del INEM. ¡Y qué mejor que una fiesta para combatir el miedo!

Campa: Enmedio trabaja desde la autorrepresentación. Es decir, no se trataba de una fiesta para los parados. Nosotros también estamos parados, vivimos en la precariedad, etc. No damos lecciones a nadie: partimos de nosotros mismos e invitamos a los demás a participar con nosotros. En el vídeo se ve que hay gente que sonríe, participa, aplaude o nos dice “me habéis alegrado el día”. Buscamos ese acercamiento a partir de nuestras propias preocupaciones, problemas y malestares.

Leo: Fue impresionante la cantidad de visitas que tuvo ese vídeo. Creo que tocamos algo que respondía a un afecto compartido: partiendo de lo que te atraviesa personalmente puedes comunicar con los demás. Lo más íntimo es a la vez lo más común.

Mario: Intentamos que las acciones sean inspiradoras y contagien, pensarlas y diseñarlas como semillas que pueden germinar en otros lados. Después del 15-M, hubo una fiesta en una oficina del INEM en Canarias  y otras acciones parecidas . Dentro de un marco (estético, político, teórico) que definimos nosotros, buscamos la participación y la reapropiación.

¿Qué son los reflectantes?

Leo: Reflectantes es un grupo de acción nacido de unas jornadas de activismo creativo que llamamos “Cómo acabar con el Mal” y en las que se trataba de transmitir prácticas y experiencias del activismo creativo a gente más joven, politizada con el 15-M, etc. Enlaza con una trayectoria larga de creación de personajes que actúan en espacios de protesta, desde Prêt a Revolter hasta los New Kids on the Black Block, proponiendo otras maneras de estar en la calle, repletas de alegría, de color, de creatividad.

Mario: Los reflectantes están muy ligados al momento en el que surgen, en torno al primer aniversario del 15-M. El poder había activado entonces la vía de la represión y la criminalización para acabar con la protesta en calle. Entrar en esas dinámicas vacía la calle de pluralidad, “desdemocratizando” la protesta hasta que sólo quedan grupos pequeños y muy homogéneos, fácilmente identificables y codificables. Ahí surgen entonces los reflectantes diciendo: “no vamos a jugar en ese juego, rompamos los códigos”.

Campa: Los reflectantes juegan con el imaginario de los súper-héroes y la cultura de los fans, son gente normal pero con una serie de herramientas que les permiten hacer frente al Mal: cubos hinchables para parar a la policía en caso de carga, espejos para deslumbrar a los helicópteros de vigilancia, disfraces para romper la codificación, etc. Dramatizan y a la vez desdramatizan la protesta: usando el humor, generando otros afectos, volviendo deseable la presencia en la calle y, al mismo tiempo, poniendo en juego elementos reales para canalizar de otro modo los momentos de tensión y violencia.

Oriana: Muchísima gente se unió al bloque reflectante en la mani del aniversario del 15-M, también apareció gente que no conocíamos y había visto los disfraces en Internet. Hoy los reflectantes son un grupo autónomo, muy cercano a Enmedio pero independiente. Eso es muy interesante también.

¿Qué me contáis de la Fiesta en Bankia?

Mario: La misma semana que el gobierno anuncia recortes de 20.000 millones de euros en sanidad y educación, nos enteramos de que van a rescatar con 23.000 millones de euros de dinero público a Bankia. Como la mayoría de la gente, estábamos indignadísimos y entonces decidimos hacer algo al respecto.

Leo: Nos reunimos una serie de gente afín y empezamos a pensar qué podíamos hacer para dañar la imagen de Bankia. Pensamos que la única manera de afectar a un banco y mostrar nuestro rechazo al rescate era animar a la gente a cerrar sus cuentas. Y que la mejor manera de hacerlo era… era montando una fiesta (ya ves que nos encanta montar fiestas).

Campa: Así que un día un grupo de gente nos desplazamos hasta una oficina de Bankia y esperamos agazapados hasta que una cliente cerró su cuenta. Y entonces entramos y le montamos una fiesta. La clienta no se lo creía. Estuvimos dentro apenas 4 minutos, lo que duró la canción. Y llevándonos a la cliente en volandas, salimos tal y como habíamos entrado. De todo esto editamos un vídeo que en 24 horas tenía más de 100.000 visitas y desde entonces no han hecho más que aumentar. La página de Youtube está llena de comentarios. El vídeo se pasó en varias cadenas de televisión y otras fiestas “Cierra Bankia” fueron celebradas en otras ciudades del estado.

Oriana: La idea era mostrar que algo tan íntimo y privado como tu cuenta en el banco puede ser usado de forma política y que cerrarla puede ser un acto público y, sobre todo, ¡muy divertido!

¿Qué fue el Discongreso?

Mario: Desde Enmedio nos sumamos a la campaña del 25-S: “Ocupa el congreso”. Esa convocatoria coincidía con nuestros debates internos: nos parecía que el 15-M había caído en ciertas inercias repetitivas y que el 25-S podía ser una ocasión para romperlas. El problema es que se trataba de una convocatoria muy cerrada, excluyente y codificada. Nuestro trabajo ahí fue usar la comunicación como apertura. A través de los carteles, una campaña gráfica y una propuesta para ocupar el espacio de modo distinto, se trataba de generar otro relato, reapropiarnos de la convocatoria, hacerla participable, deseable.

Oriana: El diseño de nuestra campaña era muy sencillo. Reemplazamos el “ocupa el congreso” por “rodea el congreso”, porque para nosotros no se trataba de una toma del poder sino de una destitución del poder, y añadimos algo. “El 25-S rodeamos el congreso hasta que dimitan. Punto”. En el cartel, una trama de puntos de distintos colores, que representaba la pluralidad de la sociedad, rodeaba un centro.

Campa: Esos puntos se convirtieron más tarde en fotografías. Montamos un Photocall que invitaba a la gente a fotografiarse con sus propias razones para acudir a un evento como el 25-S. Sacamos el Photocall a la calle y llamamos desde las redes sociales a que la gente se hiciera sus propias fotografías con sus razones. Se trataba de apostar así por la diversidad, abriendo una convocatoria en un principio muy excluyente.

Leo: Y finalmente los puntos se convirtieron en freesbes voladores donde la gente escribió sus demandas y que hicimos llegar al Congreso por encima de la barrera de policías el mismo 25-S. Como por tierra no había manera de entrar en el congreso para que nos escucharan, ¡no nos quedó otra opción que intentarlo por aire!

Photocall 25-S
 Habladme del Taller de Acción Fotográfica “No somos números”

Oriana: Desde la fotografía y en colaboración con la PAH, trabajamos para revertir la representación victimista y deshumanizada que dan los medios de los afectados por la hipoteca. Retratamos a las personas pendientes de desahucio o ya desahuciadas y pegamos esos retratos, ampliados, en los bancos responsables de su situación, mostrando así que los desahuciados tienen cara y ojos, que no sólo son estadísticas. Y a partir de esas fotografías, hemos diseñado también una serie de postales donde se explica la historia de los afectados, dirigidas en primer lugar a los bancos y luego (durante los escraches) a los políticos.

Campa: Estas intervenciones fotográficas funcionan en dos sentidos. Por un lado, fortalecen a los afectados que se acercan a los talleres y posan, ven su fotografía, las pegan en los bancos y así rompen con la barrera de la vergüenza, se hacen presentes en el espacio público. Por otro, la imagen opera como guerrilla en la pelea entre los distintos relatos sobre la crisis, en la lucha que se entabla día a día en los muros de las ciudades, asociando un rostro a la entidad responsable del desahucio (en los medios de comunicación se habla de desahucios pero no se mencionan los nombres de los bancos). Interrumpir el relato dominante y crear nuestro propio relato: en eso consiste la política que nos interesa.

Leo: Para nosotros lo esencial no es la calidad de los retratos o los vídeos, sino su articulación con procesos sociales tan potentes como la PAH. Pero también somos cuidadosos y exigentes con las formas. No compartimos la dejadez de quien piensa que lo importante es sólo “lo que muestra” tal foto o cartel. Nos preocupa lo estético pero no por lo estético en sí mismo, sino precisamente por lo político que hay en lo estético: el cómo se cuentan las cosas, el qué se deja ver, el qué se hace sentir. Sin formas, sólo hay rabia desnuda, no comunicación.

Pegada de carteles en Caixa Catalunya

Habéis diseñado también los populares carteles rojos y verdes de los escraches de la PAH. Un amigo me dijo al respecto, después de un escrache: “qué importante son esos cartelitos tan sencillos, sin ellos apareceríamos un poco como una masa enfurecida”.

Leo: El problema de la vivienda siempre ha sido central para nosotros, algunos ya participamos en la comisión gráfica de V de Vivienda-Barcelona de donde salió el célebre eslógan “No vas a tener casa en la puta vida”. En el desarrollo del taller “No somos números” se generó una relación directa con la PAH y nos pidieron que elaboráramos la parte visual de la campaña de escraches. Una propuesta muy importante para nosotros y al mismo tiempo muy delicada.

Mario: La idea fue explicar el conflicto con un simple golpe visual. Por un lado, el “sí se puede” de la PAH (el millón de firmas, el apoyo social, etc.). Por otro, el “pero no quieren” de la élite política completamente sorda a la sociedad. Verde y rojo: adelante y stop. Muchos carteles verdes y uno solo rojo: 99% y 1%. Los carteles y las pegatinas están diseñados, no tanto para el señalamiento de tal o cual político, como sobre todo para recoger y servir a la expresión del apoyo social a la PAH.

Oriana: En los escraches argentinos originales es muy importante el papel del barrio. La idea en este caso era la misma: que se pudiese rodear de botones verdes al diputado en su propio barrio. Que los comerciantes (el panadero, el ferretero, el kioskero) pegasen el cartel o la pegatina en sus establecimientos. Es decir, que fuese en cierta forma el propio barrio el que escrachase al diputado, el que lo invitase a pulsar verde. Lo importante en los escraches es sumar gente, la gente del barrio, la gente que pasa, que cualquiera pueda formar parte de la “marea verde” de la PAH. Ese es el efecto que intentamos facilitar con los carteles.

Campa: Aquí de nuevo ha sido muy importante la producción: cómo se pone esto en funcionamiento. Los materiales son baratos y sencillos, el diseño está publicado en la página de la PAH, cualquiera con una impresora, unos folios y un poco de celo puede hacerse sus carteles. Para nosotros es tan importante el concepto (el qué) como la producción (el cómo).

Los colores de la PAH

Citadme ya para acabar una referencia o influencia importante en ese trabajo vuestro entre la imagen y lo social, entre el arte y la política.

Oriana: El zapatismo, por haberlo vivido en primera persona y por lo que significa. Venir de la frivolidad y el desencanto de los 90 y de pronto encontrarte con una nueva manera de hacer política y comunicar. La importancia de la palabra y los símbolos, en las condiciones de vida más duras. El trabajo en y desde los imaginarios reales de la gente con la que trabajas y a la que quieres llegar. La centralidad de los procesos y no sólo de los resultados.

Mario: La música pop. Mi trabajo lo veo muy desde ahí, desde lo pop, lo popular. El deseo de comunicación con toda la sociedad, la voluntad de tocar lo emocional y los deseos, el anhelo de generar representaciones gozosas en las que te veas reflejado, donde quieras participar, que te (con)muevan.

Leo: Los Yippies, un grupo que nace y se mueve en medio de la contracultura americana de los años sesenta y que pretende radicalizar políticamente al movimiento hippie. Los yippies entendían el cambio social como una lucha de símbolos y dedicaron la mayor parte de sus esfuerzos activistas a crear mitos, rumores y ficciones que cortocircuitasen los relatos dominantes y pusiesen en circulación imágenes autónomas. En otro contexto muy distinto, yo pienso lo mismo.

Campa: En lo que me atañe, y como el zapatismo ya está dicho, diría que el punk. No tanto a nivel musical o estético, sino más bien por una cuestión de actitud: el morro, la frescura, la inmediatez, el inconformismo, el Do It Yourself, la intensidad de una canción de 3 minutos. Creo que eso conecta muy bien con lo que hacemos en Enmedio.

Toda la información sobre las acciones de Enmedio

Esta entrevista en inglés

 

Entrevista realizada por Amador Fdez.Savater para el Diario.es. Versión original aquí.

Si no quieres caldo, dos tasas (acción del TAF!)

Cheerleaders“Si no vols caldo, dues taxes” (Si no quieres caldo, dos tasas) intervención realizada por el TAF! (Taller de Acción Fotográfica) en uno de los edificios de la Universidad de Barcelona (UB), como resultado de su último taller en Enmedio.

La imagen fotográfica muestra al ministro de educación José Ignacio Wert y la consellera d’Ensenyament Irene Rigau animando a la privatización de la universidad pública tal y como lo haría un grupo de cheerleaders en caulquier universidad estadounidense. Aumento de las tasas (66%), recortes, despidos, todo vendido con mucho merchandising y mucho anuncio empresarial… Nos cargamos la Pública: ¡Hip, Hip, HURRA!

___
* Este vídeo fue realizado y montado por Colmena Photo. ¡Muchas gracias!
**Si te apetece imprimir a las cheerleaders de la privatización y pegarlas donde quieras, tan sólo tienes que descargarte estos archivos e imprimirlos en folios A3. Más fácil imposible.

Cheerleader Wert (descarga)

Cheerleader Rigau (descarga)

Cartel dues taxas (imprimir A4)

(En este TAF! participaron Iolanda, Luis, Lara y Mapi)

 

Campeones del paro

paroMonumental

España mola, lo dicen en la tele. España tiene sol, tiene playas, tapas, flamenco. España tiene el Barça y el Real Madrid. Es campeón del mundo de fútbol, baloncesto, tenis y moto GP. España descubrió América, inventó la tortilla de patata, la fregona, el Chupa-Chups. España es divertida, aquí la gente se lo pasa bien. Por eso vienen los guiris: fiesta, juerga, alegría. Así es la marca España. Así la muestran en los anuncios, en los periódicos, así dicen nuestros políticos que es: «yu ar a güinner». Puede que tengan razón, pero se olvidan de algo: España es también campeona del paro. Acabamos de superar el récord de los seis millones y la cifra no deja de subir. En eso sí que somos unos fuera de serie, los namber güan, auténticos Champions of the world. Y esto bien merece un buen anuncio.

Finalmente, algunos medios de comunicación no pudieron resistirse al jaque a Colón, a Nike, a Barcelona y a la marca España:

No somos números

La Platafroma de Afectados por la Hipoteca (PAH) lo venía anunciando desde hacía un tiempo: «Si Caixa Catalunya no responde a las 321 solicitudes de dación en pago presentadas, tendrán guerra». Dicho y hecho. Ayer 10 de enero, a las cinco de la tarde en punto, cientos de personas se congregaban en la vía Laietana de Barcelona frente a la puerta del edificio central de Caixa Catalunya. Enmedio también estuvimos allí –¿cómo íbamos a perdernos algo así?– y llevamos con nosotros la última producción de nuestro Taller de Acción Fotográfica (TAF!): la colección de postales «No somos números».
Se nota que estas postales están pensadas específicamente para acciones como ésta. En menos de media hora teníamos ya cientos de ellas repletas de mensajes personales dedicados a Caixa Catalunya, la entidad que más gente desahucia por aquí. «Ladrones», «Nos estáis quitando la vida», «Un día seréis juzgados», cosas así decían.
Una vez que tuvimos todas las postales listas las pegamos allí donde más se veían, en la puerta principal del banco, y de paso pegamos también unos cuantos retratos gigantes de personas afectadas por esta misma entidad bancaria. A juzgar por los periódicos de la mañana nuestra acción gustó mucho a los periodistas allí congregados, todos publicaron las fotos que queríamos. ¿Qué más podemos decir? Nos encanta que los planes salgan bien.

* No somos números es parte de “How much do I owe you”, una exposición en Nueva York dedicada al dinero y la deuda.
Más información aquí.

Fotos: Oriana Eliçabe, Fotomovimiento.org y Consuelo Bautista.

14N: los bancos cambian de nombre

No nos gustan los bancos. Estafan, mienten, roban; están detrás de los desahucios. Sus publicidades son una falacia, sus nombres también. Por eso ayer, día de huelga general, salimos a la calle dispuestos a nombrarlos como se merecen. Este es el resultado.