Proyectos

Sí se puede pero no quieren

si-se-puede-pero-no-quieren-logo

Contexto

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) acababa de presentar en el Congreso una iniciativa legislativa popular (ILP) que incluía tres medidas para garantizar el derecho a la vivienda en este país: alquiler social, dación en pago retroactiva y paralización inmediata de todos los desahucios. Contrariamente a lo que uno puede pensar, el mayor inconveniente a la hora de presentar una ILP no es el hecho de tener que recoger las 500.000 firmas requeridas (la PAH superó esa cifra en casi un millón), lo difícil de verdad es conseguir que los diputados voten verde y la aprueben en el Congreso. La única manera de conseguir algo así es haciéndoles entender las dramáticas consecuencias que su voto rojo puede llegar a ocasionar. Por eso la PAH les había invitado repetidamente a sus asambleas, para explicarles en persona la situación de los afectados. Lamentablemente, ni un solo diputado acudió. A la PAH se le estaban agotando las ideas, estaba a punto de darse por vencida cuando de pronto alguien se acordó de los escraches argentinos.

si-se-puede-pero-no-quieren-1

Escraches

En Argentina se denomina Escrache a una manifestación pacífica en la que un grupo de personas se dirige al domicilio o lugar de trabajo de alguien a quien se quiere denunciar. Adaptar esta práctica para informar a los diputados de la situación de urgencia en la que se encuentran hoy miles de personas, parecía una buena idea. Ya sabes: «Si Mahoma no va a la montaña…». Sin embargo, pasar del Stop Desahucios a los escraches representaba un gran salto no exento de peligros. Debían transmitir bien el sentido e intenciones de esta nueva propuesta o de lo contrario corrían el riesgo de ser mal interpretados. Aquí es cuando entramos nosotros en escena.

si-se-puede-pero-no-quieren-2

La llamada

Para Enmedio el problema de la vivienda ha sido siempre una prioridad. Hace ya algunos años, antes de que estallase la burbuja inmobiliaria, alguno de nosotros estuvimos muy involucrados en Vdevivienda, un amplio movimiento social en lucha por la vivienda digna. Allí diseñamos la campaña No vas a tener una casa en la puta vida, una campaña con una gran repercusión en toda España. Más recientemente, ya en colaboración la PAH, hemos realizando también un buen número de intervenciones fotográficas contra los desahucios, por eso cuando la PAH nos llamó pidiéndonos ayuda con el diseño de la campaña de los escraches, aceptamos de muy buen gusto.

si-se-puede-pero-no-quieren-3

Retos y desafíos

Trabajar con escraches no es sencillo, te enfrenta a una serie de retos difíciles de solventar, de esos que nos gustan a nosotros. En primer lugar, había que dejar claro que los escraches de la PAH, más que de señalar a nadie, pretendían informar y transmitir el grandísimo apoyo social que reciben sus propuestas. Eso nos obligaba a inventar un dispositivo visual capaz de crear un entorno amable, nada confrontativo, un conjunto de imágenes que de un solo golpe de vista mostrasen la esperanza contenida en las propuestas de la ILP. En segundo lugar, nos encontrábamos ante un movimiento social (la PAH) que a lo largo de los años había creado todo un universo visual (el color verde, el eslogan «sí se puede», etc.) que a día de hoy se encontraba muy arraigado en el imaginario colectivo y que, por lo tanto, era imposible desprenderse de él. Por último, la campaña se iba a distribuir por todo el Estado, o dicho de otro modo, había que ingeniárselas para producir algo ligero y fácil de reproducir a gran escala.

si-se-puede-pero-no-quieren-4

El resultado

El resultado ya lo conoces, lo estás viendo a diario en los medios de comunicación, en las redes sociales y en la calle: dos botones de cartón de un metro de diámetro cada uno, uno verde y otro rojo. En el verde aparece impreso «Sí se puede», en el rojo «Pero no quieren». Como ves, más que tratar de inventar algo nuevo decidimos todo lo contrario: reforzar lo que ya existía. Ésta es una práctica habitual en nuestro trabajo, y es que para nosotros la creatividad se encuentra precisamente ahí, en las infinitas combinaciones que ofrece lo existente. Los círculos son de cartón porque es el material más barato que pudimos encontrar, otra de nuestra exigencias creativas: las cosas que hacemos se las tiene que poder apropiar cualquiera sin dificultad. Por eso mismo trabajamos con círculos, porque hasta un tonto puede hacer la «o» con un canuto y porque, además, es una forma que se asemeja mucho a los botones que pulsan los diputados cuando votan. Círculos verdes a favor, círculos rojos en contra, así es como aparecen representados los votos en la pantalla del Congreso.

si-se-puede-pero-no-quieren-5

Por otra parte, como somos de la opinión de que si algo funciona es mejor no tocarlo, hemos mantenido íntegro el «Sí se puede» de la PAH. Lo único que hemos hecho es añadirle el «Pero no quieren». Nos parecía que así quedaba representado perfectamente el conflicto al que se enfrentaba la PAH tras más de cuatro años luchando contra los desahucios y una ILP a punto de votarse en el Congreso: existen soluciones al problema de la vivienda, pero un pequeño grupo de políticos tienen el poder bloquearlas.
Completamos la campaña con unas pegatinas también verdes y con el «Sí se puede» impreso en su superficie que explican las propuestas básicas de la ILP. Estas pegatinas están pensadas para que los comercios y establecimientos que lo deseen muestren su apoyo a la PAH pegándolas en sus escaparates. Para facilitar la distribución de todos estos materiales ideamos el Kit del escrache, un archivo accesible desde la página de la PAH que incluye todo lo necesario para que cualquiera, desde su casa, construya los dos botones siguiendo unas sencillas instrucciones.

En resumen

Dos frases recurrentes, dos formas simples, dos colores básicos. Nada que no puedas hacer tú. ¡Sí se puede!

si-se-puede-pero-no-quieren-6

si-se-puede-pero-no-quieren-8

si-se-puede-pero-no-quieren-7

Comments (5)

  1. jose naveiras - Responder

    5 junio, 2013 at 17:54

    Estoy pensando que se podrían hacer las letras en negro para poner en los semáforos. Cuando estén apagadas las luces roja o verde, no se ve nada, pero si se enciende el verde se podría leer el eslogan “Sí se puede” y cuando se enciende el rojo “Pero no quieren”. Se me ocurre.

  2. Miguel Buendía - Responder

    9 junio, 2013 at 12:57

    Jose, ¡tremenda idea! Yo me presento voluntario para llevarla a cabo en alicante. ¿qué os parece chicos? puedo presentar la idea en la asamblea de 15m alicante.

    gracias, y mucho ánimo para seguir trabajando 🙂

  3. […] Esta semana hackearon la estatua de Colón en Barcelona y son responsables entre otras muchas iniciativas de la vistosa campaña gráfica de los escraches de la PAH.  […]

  4. […] Esta semana hackearon la estatua de Colón en Barcelona y son responsables entre otras muchas iniciativas de la vistosa campaña gráfica de los escraches de la PAH.  […]

  5. […] hackearon la estatua de Colón en Barcelona y son responsables entre otras muchas iniciativas de la vistosa campaña gráfica de los escraches de la PAH. Hemos conversado con ellos sobre la fuerza que tiene y puede tener eso que llamamos arte para […]

Add a Comment